Más y Más Mitos

Más mitos aún sobre la lactancia

1.      Las mujeres con los pezones planos o invertidos no pueden amamantar

¡Falso! Los bebés no maman de los pezones, sino del seno. Aunque sea más fácil para el bebé prenderse a un seno con un pezón prominente, no es necesario que tenga pezones salientes. Un comienzo apropiado previene problemas, y las madres con cualquier forma del pezón pueden amamantar perfectamente bien. En el pasado, se usaba una cubierta para el pezón para que el bebé tomara el seno. ¡Esa cubierta no debe ser usada, especialmente en los primeros días! Aunque pueda parecer una solución, generalmente provoca una alimentación deficiente y severa pérdida de peso lo que hace aún más difícil lograr que el bebé se prenda al seno (Ver Alimentación con el dedo) Si el bebé no se prende al seno al principio, con la ayuda apropiada, lo va a hacer más tarde. Los senos también cambian en las primeras semanas y mientras la madre mantenga una adecuada producción de leche, el bebé se va a prender, tarde o temprano.

2.      La mujer que queda embarazada debe dejar de amamantar.

¡Falso! Si la madre y el niño lo desean, la lactancia puede continuar. Hay mujeres que continúan alimentando al bebé mayor incluso después del nacimiento del nuevo bebé. Muchas mujeres deciden detener la lactancia cuando están embarazadas porque le duelen los pezones, o por otras razones, pero no hay ni apuro ni razón médica para hacerlo. De hecho, hay muchas razones para seguir. La provisión de leche puede disminuir con el embarazo, pero si el bebé está comiendo otros alimentos, esto normalmente no es un problema.

3.      No hay que amamantar al bebé con diarrea

¡Falso! El mejor tratamiento para la infección en los intestinos (gastroenteritis) es la leche materna. Aún más, es poco usual que el bebé necesite otros líquidos aparte de la leche materna. Si hay problema de intolerancia de lactosa, se le puede dar al bebé gotas de lactosa, que no necesitan ser recetadas, antes o después del alimento, pero la mayoría de las veces esto es no necesario para bebés alimentados con leche materna. Busque información sobre su uso en la clínica. En todo caso, la intolerancia a la lactosa debida a la gastroenteritis desaparece con el tiempo. Las fórmulas libre de lactosa no son mejores que la leche materna. La leche materna es mejor que cualquier fórmula.

4.      Los bebés se quedan en el seno durante 2 horas es porque les gusta succionar

¡Falso! Los bebes necesitan y les gusta succionar, pero por cuánto tiempo? Muchos de los bebés que se quedan al seno por horas probablemente tienen hambre, aún cuando estén aumentando de peso. Estar prendido al seno no es lo mismo que beber del seno. Lograr que el bebé se prenda mejor al seno hace que el bebé se alimente más efectivamente y pase más tiempo realmente bebiendo. Usted puede ayudar al bebé a que tome más vertiendo leche en su boca, cuando ya no succiona él mismo usando compresión del pecho. Bebés de menos de 5 / 6 semanas generalmente se quedan dormidos al seno porque el flujo de leche es lento, no necesariamente porque hayan comido lo suficiente.

5.      Los bebés necesitan saber cómo tomar el biberón. Se debe hacer conocer el biberón al bebé antes de que lo rechace.

¡Falso! A pesar de que muchas madres deciden darle el biberón a sus bebés por diferentes razones, no hay motivo para que el bebé deba aprender a usarlo. En realidad, no hay mucha ventaja en el hecho de que el bebé tome de un biberón. Como las mujeres en Canadá supuestamente reciben 26 semanas de licencia por maternidad, se puede enseñar al bebé a comer sólidos antes de que la madre empiece a trabajar (Nota del Grupo de Apoyo de Bariloche: En Argentina y muchos otros países, la licencia es de 12 semanas. Al volver al trabajo, la mamá puede dejar leche materna que se puede dar al bebé en vaso o cucharita). El bebé, incluso puede tomar líquidos y semi-sólidos con la cuchara. Alrededor de los 6 meses se le puede enseñar al bebé a tomar de la taza y aunque esto le pueda llevar varias semanas aprenderlo correctamente, lo va a lograr. Si la madre le va a dar el biberón, es mejor que espere a que el bebé sea bien amamantado por 4 / 6 semanas, y luego se lo puede dar en forma ocasional. A veces, algunos bebés que toman el biberón bien a las 6 semanas lo rechazan a los 3/4 meses, aún si les daban biberón regularmente (bebés inteligentes). No se preocupe, y proceda como se indicó anteriormente con sólidos y cuchara. Darle el biberón cuando la lactancia no va bien no es la mejor idea, por el contrario, lo hace más difícil. Por su bien y el del bebé, no haga "pasar hambre" al bebé porque no toma el biberón. Busque ayuda.

6.      Si la madre tuvo cirugía tiene que esperar un día para amamantar.

¡Falso! La madre puede amamantar inmediatamente después de la cirugía, tan pronto como lo considere conveniente. Ni la medicación durante la operación, la anestesia, analgésicos o antibióticos utilizados en la cirugía requieren evitar la lactancia, excepto en casos excepcionales. Los hospitales interesados ubicarán a las madres y sus bebés cuando uno de los dos necesite ser hospitalizado para que la lactancia pueda continuar. Muchas reglas que restringen la lactancia son más para conveniencia del personal del hospital que para beneficio de las madres y sus bebés.

7.      Es muy difícil amamantar mellizos

¡Falso! Amamantar mellizos es más fácil que darles el biberón, si la lactancia va bien. Por eso es tan importante que se haga un esfuerzo especial para conseguir que la lactancia empiece en forma adecuada cuando la madre tiene mellizos. Muchas mujeres han amamantado trillizos exclusivamente. Obviamente que esto requiere mucho trabajo y tiempo, pero mellizos o trillizos requieren mucho tiempo de todas maneras.

8.      Las mujeres a quienes no se les agrandaron los senos durante el embarazo no producen suficiente leche.

¡Falso! Hay muy pocas mujeres que no producen suficiente leche (que aún en ese caso, pueden continuar la lactancia con suplemento a través de la sonda de lactancia) Algunas de estas mujeres dicen que sus senos no se agrandaron durante el embarazo. Sin embargo, la gran mayoría de las mujeres a quienes parece no habérseles agrandado los senos en el embarazo producen leche en forma más que suficiente.

9.      La madre que no siente los senos llenos tiene poca leche.

¡Falso! Los senos no tienen por que sentirse llenos para producir la suficiente leche. Es normal que los senos de la mujer que amamanta se sientan menos llenos ya que su cuerpo se ajusta a las necesidades de su bebé. Esto puede suceder de repente y puede ocurrir a las 2 semanas del nacimiento o aún antes. El seno nunca esta "vacío" y produce leche a medida que el bebé se alimenta.

10.  Amamantar en público no es decente

¡Falso! Es la humillación y el hostigamiento a las madres que amamantan a sus bebés lo que no es decente. Las mujeres que tratan de hacer lo mejor para sus bebés no deberían ser forzadas por la falta de comprensión de la gente a permanecer en sus casas o alimentar a sus bebés en baños públicos. Los que se sienten ofendidos sólo deben apartar su vista. Los niños no se perjudican psicológicamente, por ver a una mujer amamantar. Por el contrario, aprenden algo importante, precioso y fascinante. Aprenden que los senos no sólo sirven para vender cerveza. Otras mujeres que dejaron a sus bebés en casa para que los alimenten con biberón se pueden sentir estimuladas a salir con sus bebés la próxima oportunidad.

11.  Amamantar a un niño hasta los 3/4 años es anormal y malo para el niño ya que causa relación de dependencia entre él y la madre.

¡Falso! Amamantar hasta los 2-4 años era la regla en muchas culturas desde el comienzo de la humanidad en este planeta. Sólo en los últimos 100 años se ha considerado como algo que debe ser limitado. Niños alimentados hasta el tercer año no son dependientes, por el contrario, tienden a ser más seguros y por lo tanto más independientes. Ellos mismos van a dar el paso de dejar el seno (con el sutil aliento de la madre), lo que va a ayudar a que se sientan seguros en su logro.

12.  Si al bebé no se le da el seno por algunos días (semanas) la madre no podrá amamantar porque la leche se pone agria

¡Falso! La leche es tan buena como siempre. La leche materna en el seno no es leche o fórmula en el biberón.

13.  Después del ejercicio físico no se debería amamantar

¡Falso! No hay absolutamente ninguna razón por la que la madre no pueda amamantar después del ejercicio físico. El estudio que sugirió que los bebés se ponían molestos al seno después del ejercicio se realizó en forma ineficiente y contradice la experiencia diaria de millones de madres.

14.  La mujer que amamanta no puede hacerse permanentes ni teñirse el pelo

¡Falso!

15.  Se culpa a la lactancia por todo

¡Verdadero! La familia, los médicos, vecinos, amigos, el taxista culpan a la lactancia si la madre esta cansada, nerviosa, descompuesta, le duelen las rodillas, tiene problemas para dormir, siempre tiene sueño, está mareada, anémica, tiene artritis (migrañas o cualquier problema crónico), se queja de la caída del cabello, cambios en la visión, zumbido en los oídos o picazón en la piel. A la lactancia se la acusa de causar los problemas maritales, y las reacciones de otros niños. Se culpa a la lactancia cuando las tasas de interés de la hipoteca suben y la economía es inestable. Cuando hay algo que no se ajuste a la imagen de "familia feliz" se le aconsejará a la madre que deje de amamantar.

¿Preguntas? (02944) 428127, 421195, 430611 lactancia@bariloche.com.ar

Documento # 13 Más mitos aún sobre la lactancia. Revisado Enero 2000

Escrito por Jack Newman MD, FRCPC

Traducido por Sandra D’Angelo

Traducción revisada por el Grupo de Apoyo a la Lactancia Materna de Bariloche

Puede distribuirse citando las fuentes