7 de junio: Día Mundial por los Derechos del Nacimiento

publicado a la‎(s)‎ 7 jun. 2013 4:40 por Veronica Garea   [ actualizado el 7 jun. 2013 4:48 ]
Imagen: breastcrawl.org

El 7 de junio se celebra el día mundial por los derechos del nacimiento. El niño tiene derecho a nacer en un entorno respetuoso de los procesos fisiológicos y rodeado de acciones que respondan a sus necesidades y no a la conveniencia y eficiencia de los servicios de salud. El nacimiento es un proceso fisiológico, no es una enfermedad. La medicalización del nacimiento lleva ya más de un siglo y nos ha convencido de que nacer es peligroso, nacer es complicado, las madres no podemos parir sin asistencia, los bebés no pueden nacer sin asistencia. Somos las madres las que parimos, son los niños los que nacen. Sigamos pidiendo un entorno de parto/nacimiento sin violencias, que haga de la llegada al mundo de un nuevo ser un acto de amor y no un acto médico.

El cuidado del embarazo y parto normales debe:
1. Ser no medicalizado, lo que significa que el cuidado fundamental debe ser provisto utilizando un set mínimo de intervenciones que sean necesarias y se debe aplicar la menor tecnología posible.

2. Ser basado en el uso de tecnología apropiada, lo que se define como un conjunto de acciones que incluye métodos, procedimientos, tecnología, equipamiento y otras herramientas, todas aplicadas a resolver un problema específico. Este principio está dirigido a reducir el uso excesivo de tecnología o la aplicación de tecnología sofisticada o compleja cuando procedimientos
más simples pueden ser suficientes o aún ser superiores.

3. Ser basado en las evidencias, lo que significa avalado por la mejor evidencia científica disponible, y por estudios controlados aleatorizados cuando sea posible y apropiado.

4. Ser regionalizado y basado en un sistema eficiente de referencia de centros de cuidado primario a niveles de cuidado terciarios.

5. Ser multidisciplinario, con la participación de profesionales de la salud como parteras, obstetras, neonatólogos, enfermeras, educadores del parto y de la maternidad y cientistas sociales.

6. Ser integral y debe tener en cuenta las necesidades intelectuales, emocionales, sociales y culturales de las mujeres, sus niños y familias y no solamente un cuidado biológico.

7. Estar centrado en las familias y debe ser dirigido hacia las necesidades no solo de la mujer y su hijo sino de su pareja.

8. Ser apropiado, teniendo en cuenta las diferentes pautas culturales para permitir y lograr sus objetivos.

9. Tener en cuenta la toma de decisión de las mujeres.

10.Respetar la privacidad, la dignidad y la confidencialidad de las mujeres.

Principios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) acerca del cuidado perinatal: guía esencial para el cuidado antenatal, perinatal y postparto, Chalmers B, Mangiaterra V, Porter R (WHO principles of perinatal care: the essential antenatal, perinatal, and postpartum care course. Birth 2001; 28:202-207, traducción al español publicada en Boletín Electrónico del CLAP/OPS/OMS, 2002; 15 (www.clap.ops-oms.org).




Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported
©GALM Bariloche. Permitida la reproducción sin modificaciones y citando la fuente