Amamantar: el éxito del verano

publicado a la‎(s)‎ 3 ene. 2012 4:22 por Veronica Garea   [ actualizado el 14 ene. 2012 17:59 ]
Cuando hace mucho calor, las bacterias crecen y se multiplican en los alimentos. Puede también contaminarse el agua y aparecen brotes de enfermedades infecciosas gastrointestinales.

La leche materna tiene una gran ventaja por sobre el resto de los alimentos: está siempre en excelentes condiciones de conservación, no corre el riesgo de perder la cadena de frío y no tiene fecha de vencimiento. Y tiene otra ventaja adicional: tiene componentes nutricionales específicos que proveen protección inmunológica y tienen efectos beneficiosos sobre la flora intestinal del bebé, además de reforzar el sistema inmunológico del recién nacido a través de componentes bioactivos 1.
Imagen: diluvi-flickr bajo licencia CC


Los bebés tienen sed como vos y yo pero no necesitan agua adicional
Como todos cuando hace calor, los bebés con lactancia exclusiva tienen sed. Esto NO quiere decir que necesiten agua. Las mamás observan que cuando hace mucho calor, los bebés piden el pecho seguido y toman poco tiempo. Con esas tomas cortas, de la primera leche que tiene menos contenido graso, calman la sed. Cada tantas tomas cortas harán una más larga para “comer”, es decir, para tomar esa segunda leche más calórica. Recordemos: lactancia exclusiva significa eso, exclusiva. Nada adicional, ni siquiera agua

Si tu bebé ya come comida

Los bebés mayores de 6 meses que ya comen comida además de teta también pueden hacer tomas más seguidas y más cortas. Si tu bebé ya come alimentos complementarios, hay que tomar los mismos recaudos que con la comida de toda la familia: respetar la cadena de frío, cocinar adecuadamente los alimentos, lavar y pelar las frutas, no comer comidas de origen dudoso, usar agua de origen seguro conocido. Si te vas de picnic familiar, la comida del bebé debe ir en una heladera con frío.

¿Qué pasa si el bebé se contagia de alguna infección gastrointestinal?

La leche materna ayuda a proteger pero no garantiza que el bebé no se enferme. Si tu bebé se contagia, lo mejor es que sigas amamantando. En caso de enfermarse, los bebés amamantados cursan cuadros de diarrea más leves 2. La leche materna los hidrata, repone sales y no va a irritar aún más su tracto digestivo. Si así lo indicara el pediatra en caso de diarrea severa, se puede complementar el pecho con una solución de rehidratación oral. La diarrea destruye la flora intestinal y la leche materna ayuda a reconstruirla.

¿Y si la que está enferma es la mamá?
Una infección gastrointestinal en la madre no es motivo para interrumpir la lactancia. La mamá no va a contagiar al bebé “por la leche”, al contrario, el bebé ya ha sido expuesto al agente que infecta a la madre y gracias al maravilloso mecanismo inmunológico entero/mamario que participa de la producción de leche, la mamá le pasará al bebé anticuerpos contra ese agente que la enfermó3.

La teta es puerto seguro

Si nos vamos de vacaciones, si recibimos visitas, el bebé se verá expuesto a cambios de hábitos en la familia, lugares nuevos con estímulos nuevos, gente desconocida. En el caso de los deambuladores, la necesidad de explorar todo ese mundo nuevo se contrapone a la inquietud que esas novedades pueden causar. El bebé puede volver a pedir la teta con mayor frecuencia que en el pasado reciente. Es su puerto seguro al que regresa a cargar las pilas o en el que busca lo conocido para poder recibir lo nuevo.

Sin duda la teta es el éxito del verano para los bebés y sus familias.


1.    “Breastfeeding protects against illness and infection in infants and children: a review of the evidence”, Oddy, W.H, Breastfeed Rev. 2001 Jul;9(2):11-8.
2.    “Mechanisms behind breastmilk's protection against, and artificial baby milk's facilitation of, diarrhoeal illness”, Gribble, K.D, Breastfeed Rev. 2011 Jul;19(2):19-26.
3. “Immunologic factors in human milk during the first year of lactation”, Armond S. Goldman; Cutberto Garza; Buford L. Nichols; Randall M. Goldblum, The Journal of Pediatrics (April 1982), 100 (4), pg. 563-567 

Este documento tiene fines informativos y no reemplaza la atención médica.
Preparado por: V. Garea IBCLC

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
©GALM Bariloche. Permitida la reproducción sin modificaciones y citando la fuente.