Colecho: UNICEF UK mantiene recomendaciones

publicado a la‎(s)‎ 22 may. 2013 10:47 por Veronica Garea   [ actualizado el 22 may. 2013 15:23 ]

Algunas aclaraciones previas:

La muerte de un bebé es una tragedia terrible para una familia. La información relacionada con este tema debe ser manejade de manera cuidadosa y con delicadeza. Afirmaciones irresponsables o generales pueden causar dolor innecesario y miedos devastadores.

La muertes súbita del lactante (SIDS) no es muerte por sofocación. La muerte súbita del lactante es una muerte sin causas aparentes. El estudio que discute el documento de UNICEF UK parece mezclar las dos.

El colecho DEBE ser premeditado y se deben tomar todas las medidas necesarias para la seguridad del bebé


Publicado en http://www.unicef.org.uk/BabyFriendly/News-and-Research/News/UNICEF-UK-Baby-Friendly-Initiative-statement-on-new-bed-sharing-research/

Traducción: GALM Bariloche

21 de Mayo de 2013

Después de la publicación del día de la fecha en BMJ Open (N de T: revista especializada en temas médicos) de un nuevo artículo sobre la relación entre colecho y el síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS, siglas en inglés), la Iniciativa Amigo del Niño de UNICEF UK ha emitido la declaración siguiente.

Este trabajo presenta los registros individuales de 1472 casos de "muertes de cuna y 4679 casos control distribuidos en cinco estudios de distintos países realizados entre 1987 y 2003. De estos registros, los investigadores concluyeron que el riesgo de muerte súbita en bebés amamantados menores de 3 meses aumentaba con el colecho, aun cuando los padres no fumaban y la madre no había consumido alcohol o drogas. Los investigadores instaron a los profesionales de la salud a "tomar una posición clara en contra de todo colecho, sobre todo para bebés menores de 3 meses.”

Al analizar el artículo vale notar los siguientes puntos:

1. El objetivo declarado para el trabajo es el de resolver la incerteza acerca del riesgo de SIDS y colecho, pero esto no es posible si no se colectan datos esenciales. Un estudio más reciente (Blair et al, BMJ 2009) ha demostrado una interacción significativa ente el colecho y el consumo reciente de alcohol y drogas. Ninguno de los cinco estudios de casos control recolectó datos sobre consumo reciente de drogas y sólo dos recolectaron datos acerca de consumo de alcohol. El argumento general es si es el colecho en sí mismo el que constituye un riesgo para los bebés o si los riesgos se relacionan con las circunstancias peligrosas en las que colechamos. Estos estudios más antiguos simplemente no tienen los datos para resolver este disyuntiva.

2. Ninguno de los estudios recolectaron datos sobre consumo de alcohol por parte del padre antes del último sueño, o aclararon si el progenitor que bebió alcohol fue quien durmió junto al bebé. El consumo materno de alcohol antes del último sueño fue registrado solamente para 2/5 de las madres y el intento de asignar valores de consumo de alcohol para distintas culturas en distintos países y distintas épocas requiere suposiciones no razonables acerca de equivalencia y homogeneidad.

3. La OR ajustada para el colecho tal como se presenta en el artículo es  2.7 [95% CI: 1.4-5.3]. La OR global ajustada por colecho en fumadores no se presenta, pero los autores estiman que es mucho mayor que para los no fumadores (casi diez veces de acuerdo con la figura 2 del artículo). Por lo tanto, la OR global ajustada para colecho entre no fumadores debe ser mucho menor que 2.7. Este dato no aparece en el trabajo.

Lo que se presenta es una OR específica para una dada edad con un valor de 5.1 [95% CI: 2.3-11.4] para padres que colechan y no fuman cuando el bebé es menor de 3 meses. Esto se toma de la Tabla 3 donde el grupo de línea de base tiene bajo riesgo de SIDS (niñas, que duermen boca arriba, sin otros factores de riesgo presentes). Al usar un grupo de muy bajo riesgo como línea de base, esto hace que otras OR parezcan inusualmente grandes (por ejemplo, la Tabla 3 también muestra un aumento de 20 veces del riesgo por colecho cuando la madre fuma y 151 veces cuando padre o madre han consumido alcohol recientemente).

Por lo tanto, la OR de 5.1 debe ser puesta en contexto en el resumen, el artículo y el comunicado de prensa. Del comunicado de prensa se tiene la impresión de que los niños en la población general tienen 5 veces el riesgo de SIDS cuando sus padres colechan y no fuman, lo que es falso. El riesgo es considerablemente menor que 2.7 y puede no ser ni siquiera significativo. Teniendo en cuenta estos resultados, sorprende que los autores se hayan enfocado en el riesgo entre madres que no fuman ni beben, cuando hay grupos con un riesgo mucho mayor.

4. Dado que los autores promueven la postura de que los padres no deben colechar, un entorno alternativo observado en otros estudios es el de alimentar al bebé durante la noche en un sofá o sillón (y a veces quedarse dormida). Los autores hay elegido no presentar estos datos pero el riesgo asociado con este entorno es muchísimo mayor que el de colechar en la cama de los padres.

Hay evidencia fuerte de que el amamantamiento y el colecho tienen una relación interdependiente y que resulta controversial y confuso qué es lo que hay que discutir con los padres en materia de colecho. El colecho tiene ventajas y peligros y los puntos de vista están teñidos por la cultura y las creencias personales.

Las recomendaciones de UNICEF UK para los profesionales de la salud acerca de la información clave que debe ser discutida con los padres para proteger a los bebés se incluyen más abajo. Deben ser usadas junto con el folleto "Cuidando a tu bebé de noche". Estas recomendaciones no cambiarán a la luz de los resultados limitados de este artículo. (N de T: en nuestra página puede verse este artículo sobre colecho seguro).

Recomendaciones para los profesionales de la salud en cuanto a discusiones sobre colecho con los padres

Se deben evitar los mensajes simplistas en relación al lugar dónde duerme un bebé; no se deben hacer prohibiciones ni recomendaciones generales ya que no reflejan la evidencia científica vigente.

La evidencia disponible respalda fuertemente los siguientes mensajes claves, que deben ser transmitidos a los padres:

• El lugar más seguro para un bebé es en una cuna junto a su cama

• Dormir con el bebé en un sofá es la situación más riesgosa para el bebé

• Su bebé no debe compartir una cama con nadie que:

  • fume
  • haya consumido alcohol
  • haya consumido drogas (legales o ilegales) que le provoquen somnoliencia.

La incidencia de SIDS es mayor en los siguientes grupos:

• Familias de bajos recursos socio-economicos

• Padres que usan alcohol o drogas

• Madres jóvenes con más de un hijo

• Bebés prematuros o de bajo peso

Las familias dentro de estos grupos de riesgo necesitarán más discusiones para asegurarse de que estos mensajes claves se discutan y se entiendan. Pueden llegar a necesitar ayuda práctica, posiblemente de otras agencias, para que puedan implementarlos.




Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported
©GALM Bariloche. Permitida la reproducción sin modificaciones y citando la fuente.

 
No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.
 
 


Comments