Facebook y la Teta Obscena

publicado a la‎(s)‎ 25 ene. 2012 19:25 por Veronica Garea   [ actualizado el 25 ene. 2012 19:44 ]
Al principio fue una foto perdida, y su propietaria no supo muy bien qué pasaba. La foto desapareció, y recibió un mensaje que decía que su foto (sin aclarar cuál) había sido borrada por violar las reglas de Facebook.

Después empezaron a ser más y más fotos. Fotos en interiores, en exteriores, con mucha luz, oscuras, con buen foco, medio desenfocadas, con risas, con llantos… Todas tenían algo en común: un bebé tomando la teta.

Por motivos que no quedan claros, a Facebook no le gustan las fotos de bebés o niños tomando la teta. Tampoco queda muy claro cuáles son las fotos más transgresoras, pero aparentemente cuanto más edad tiene el niño, menos le agrada a Facebook que se lo muestre tomando el pecho. Si se ve el pezón – y cualquiera que amamantó sabe que no estamos esperando con la cámara a que el bebé suelte la teta, simplemente de vez en cuando lo hace y a veces coincide con el disparo de la cámara – es casi como si publicáramos una foto pisando pollitos. Si le hicimos caso a la recomendación de usar contacto piel a piel, nuestra foto merecerá el más bajo de los círculos del infierno de Facebook.

La pregunta que cabe es entonces si a Facebook no le gustan las tetas. Bueno, no estamos tan seguros de eso, porque hay fotos en las que se ve bastante más teta que en otras donde hay bebés y siguen ahí…

Un amigo de Facebook nos dijo que las fotos que borran son simplemente las que alguien denuncia. Es decir, denuncia = foto borrada sin revisar. Así que hicimos la prueba. Otra amiga publicó imágenes de sillas y yo las denuncié por ofensivas. Nadie las borró.

Imagen borrada por Facebook

Sospechamos entonces que hay alguna persona que mira las fotos y decide si las borra o no. Esto fue confirmado en una entrevista entre la Sra Emma Kwasnica y personal de Facebook. Emma es una lactivista canadiense, promotora de la lactancia y de temas relacionados con el parto y la crianza respetuosos. Tiene el dudoso privilegio de ser la persona que más ha sufrido las reacciones de Facebook sobre sus fotos: gran número de fotos borradas y hasta le han bloqueado el acceso a su cuenta. Su situación y la de muchas otras mujeres la ha llevado a enfrentarse a Facebook exigiendo una revisión profunda de la política de imágenes que hace que sus empleados borren una foto de una madre amamantando en la que la madre muestra mucho menos que una mujer en cualquier playa de Argentina y ni hablar del Mediterráneo. Un detalle de toda esta saga es el número de comentarios agresivos y ofensivos que Emma Kwasnica ha recibido en su cuenta de Facebook. Perfectos extraños la insultan por exponer a  “los niños” a la horrible imagen de una teta cumpliendo su función.

Jodine Chase es otra lactivista que se ha ocupado de compilar en su blog la información sobre todas las personas que han recibido algún tipo de sanción por publicar fotos amamantando. La lista es impresionante: desde un cuadro de Frida Kahló

donde se la ve como bebé tomando el pecho de una nodriza, pasando por una foto de una fuente en Barcelona (¿una fuente, Facebook?) hasta las típicas fotos de cualquier mamá que amamanta.

 Imagen borrada por Facebook

¿Cuál es el problema de Facebook? No lo sabemos. Sabemos sí que para que una foto sea borrada tiene que ser denunciada por alguien con acceso a ella. Lo cual para muchas madres implica que es algún “amigo” de Facebook el que las denuncia. Tiene después que prender la alarma del miembro del equipo de Facebook que reciba la denuncia y la procese. Desconocemos la demografía de los empleados de Facebook, pero suponemos que son jóvenes. Quizá no han visto nunca en su vida a una madre amamantando. ¿Suena de ciencia ficción? Bueno, no lo es. Si esa persona creció en EEUU, es poco probable que haya sido amamantada e igualmente improbable que haya visto una mujer amamantando en público. El derecho a amamantar en público sin que sea considerado “exhibición obscena” ha sido garantizado en EEUU durante la última década. Tampoco habrá visto mujeres amamantando en televisión. Pocos programas tienen la lactancia incluida en la historia, menos muestran a un bebé tomando la teta. Plaza Sésamo dejó de mostrar bebés amamantados en la década del 70; desde entonces los bebés sólo se alimentan en cámara con biberón.

Hemos llegado al punto en que mostrar una teta amamantando en Facebook es contracultural. Es revolucionario.  Es imprescindible. Tenemos que mostrarle al mundo que amamantar es la manera normal y natural de alimentar a los bebés. Las tetas existen para eso: somos mamíferos. Además pueden tener otros significados, pero el primario es ese: alimentar a los bebés.

Pongamos fotos de madres amamantando en Facebook. Acompañemos la iniciativa para que Facebook cambie sus reglas y excluya las fotos de bebés tomando la teta de la clasificación de “ofensivas”. Amamantar es bueno. Es natural. La teta que amamanta, Facebook, no es obscena.


  Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
©GALM Bariloche. Permitida la reproducción sin modificaciones y citando la fuente.

 
No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.