Plaguicidas, en todas partes. En la leche materna también.

Imagen: WABA

Titular: "Preocupan las altas dosis de plaguicidas en la leche materna".

Reacción escandalizada, horrorizada e indignada de la sociedad.

Pero... ¿es sólo la presencia de plaguicidas en la leche materna lo que debe alamarnos?

Es preocupante, sí, pero no simplemente porque los plaguicidas estén en la leche materna si no porque también están en los cuerpos de todos nosotros, incluidos en los de los bebés cuando nacen.

Hay que tener extremo cuidado con estas afirmaciones. La leche industrial también tiene agroquímicos (y otras cosas, como BGH y antibióticos) como la mayoría de los alimentos. La leche humana tiene químicos exógenos como la de cualquier otro mamífero que vive y se alimenta en nuestro mundo.

Al final del artículo se lee "la frecuencia de aparición [de los plaguicidas en la leche humana] y su concentración dependen de la población de estudio". La nota periodística no se concentra en esto, se focaliza en cambio en insinuar que toda la leche de todas las madres tiene plaguicidas en cantidades no aptas para el consumo.

¿Qué hacer con esta información?
 No dejar de amamantar. Está demostrado en el caso de algunas sustancias químicas (como el PCB) que la lactancia ayuda a revertir los efectos de la exposición intrauterina 1. Sabemos que la leche materna es el alimento diseñado para nuestros bebés, sabemos que maximiza su desarrollo neurológico y cognitivo, sabemos que no amamantar tiene riesgos. Y la evidencia al día de hoy no muestra correlaciones entre amamantar con plaguicidas en la leche materna y efectos en la salud de los niños.

Lo único que se debe hacer es exigir normativa. En Argentina los plaguicidas se aplican sin control 2. Ese es el problema. La agricultura industrial está aquí para quedarse, permite producir alimentos para mucha gente (esto es tema de otro debate...) pero no debe desarrollarse en un vacío normativo. Como ninguna otra industria. Por este motivo creo que lo mejor que se puede hacer con estos resultados es presionar para que haya una normativa y se haga cumplir. Porque los plaguicidas no van a desaparecer porque responden a un modelo económico que está todavía en expansión. Porque si nos concentramos en que las madres coman productos orgánicos vamos a generar más desigualdad porque los productos orgánicos son caros. Porque es necesario proteger no sólo la leche materna si no a todas las personas que consumen frutas y verduras, incluyendo los niños.


V. Garea, IBCLC, Ing. Nuclear, PhD Engineering Physics
Experiencia en evaluación de riesgo de sistemas tecnológicos complejos

1. "Pcbs: Recent Advances in Environmental Toxicology and Health Effects",  Editado por Larry W. Robertson,Larry G. Hansen, University Press of Kentucky, 2001
2. Ver programa del 26/01/2013 de "Científicos Industria Argentina",

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported
©GALM Bariloche. Permitida la reproducción sin modificaciones y citando la fuente.

 
No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.