Otras voces‎ > ‎

Los mitos del amamantamiento doloroso

por el Dr. Bobby Ghaheri (traducido con su autorización)

A través de este blog, intentaré abordar algo que es comúnmente dicho por doctores, dentistas y consultores de lactancia que no entienden la correlación entre frenillo labial o lingual corto, y una lactancia deficiente. Creo que en principio debemos desmentir que es lo que ellos creen que saben. Pienso que estos mitos nacen principalmente de una completa falta de educación, y con el paso del tiempo, tal vez no los escuchemos tan frecuentemente.

He compilado una lista de frases que son utilizadas con frecuencia ante una mamá que experimenta dolor u otras dificultades al amamantar. Voy a tratar de demostrar por qué son inadecuadas y cómo el conocerlas antes de hablar con tu doctor puede ser empoderante.

·           “Es normal tener dolor (o pezones sangrantes o agrietados)” a menudo combinado con “Tus pezones necesitan curtirse”. Estas aseveraciones son incluso más preocupantes cuando son dichas por alguien que nunca amamantó. Me es difícil entender la forma de encontrar este razonamiento en alguna manera aceptable. Si una mamá, ya sea primeriza o experimentada en amamantamiento, está experimentando daño en el pezón, ¿cómo alguien puede decirle que continuar dañándolos es aceptable? Si fuera otro el escenario en donde tuvieras una herida, ¿aceptarías que el doctor te diera ese consejo? Si yo tuviera un corte profundo en mi mano y mi doctor dijera “Esta es la primera vez que tienes un corte profundo, por lo que tu mano necesita curtirse”, estaría bastante molesto.

·           “Tu bebé es perezoso”. Los bebés recién nacidos actúan por instinto. Un bebé no tiene la capacidad de elegir ser vago a la hora de alimentarse. Si el bebé está tratando de mamar y no logra conseguirlo, a menudo tratará de compensar de la manera que pueda. A veces, esto los obliga a utilizar una enorme cantidad de energía tratando de mamar, y terminan por quedarse dormidos al pecho (a veces muy rápidamente). Además, si no están nutridos apropiadamente debido a un retraso en el diagnóstico, pueden no tener la capacidad energética para sostener largas tomas.

·           “No estás produciendo suficiente leche”. Sí, esto puede ser verdad. La producción de leche está basada en la estimulación apropiada del pecho. En la etapa temprana, la leche puede tardar en bajar. Más adelante, la producción puede disminuir. Pero, ¿por qué? Si un bebé es incapaz de estimular el tejido mamario, y en lugar de esto se va deslizando su boca hacia la punta del pezón debido a una limitación anatómica, esto nos da una razón del por qué una madre puede estar teniendo problemas de producción. Pero decir esta frase y NO buscar la causa es simplemente inadecuado. Por ejemplo, si necesitaras oxígeno pero yo nunca investigara la causa de por qué necesitas el oxígeno extra, no estaría haciendo mi trabajo.

·           “Tu bebé tiene una lengua pequeña” Esta frase se acompaña a menudo con “Tus pezones son demasiado grandes” o “La boca de tu bebé es demasiado pequeña”. Todos los bebés tienen lenguas pequeñas. Todas las lenguas de los bebés son más pequeñas que el pecho de su mamá. Considerando que estos comentarios suelen venir de doctores que no son otorrinolaringólogos, no entiendo exactamente cómo han llegado a esta explicación. ¿Se supone que debo creer que a lo largo de la evolución humana, los bebés que sufrieron de este horrible “síndrome de la boca pequeña” simplemente nunca tomaron el pecho? Por favor, muéstrenme un estudio que alguna vez haya comparado el tamaño de la lengua en bebés que tuvieron y no tuvieron dificultades en el amamantamiento. Ese estudio, no existe.

·           “El frenillo lingual o labial corto no causa problemas en la lactancia". Esto sale típicamente de las bocas de los especialistas desinformados (otorrinolaringólogo, cirujanos orales u odontopediatras). Esto se traduce en lo siguiente: “Al igual que el Dr. Ghaheri hace algunos años, no tengo ningún interés en la medicina de la lactancia. Como no tengo ningún entrenamiento formal, es más fácil para mí sonar como una autoridad y decir que no hay correlación”. Este blog se dedica a cambiar esta desinformación.

·           "El frenillo se estirará con el tiempo". ¿Cuánto tiempo? ¿Cuánto debe esperar una madre antes de decidir que esta afirmación puede no ser verdad? ¿Cuánto debe esperar un bebé que no puede alimentarse normalmente? En lugar de buscar una evaluación o considerar una frenotomía, los médicos y los consultores de lactancia muy a menudo tienen la expectativa de que el recién nacido espere. No existe un solo estudio que muestre que los frenillos se estiran. En mi experiencia, lo que en realidad se estira es aquello que está ligado al frenillo. En la batalla entre movimiento muscular y hueso estático, el músculo siempre gana. Esto se convierte en remodelación de huesos y puede hasta mover dientes. (Lo he visto en niños mayores y adultos que reciben ortodoncia - una vez que la ortodoncia se retira, si los frenillos cortos no han sido tratados, los dientes seguirán moviéndose debido a la tensión).

·           "Un día tu bebé puede caerse y el frenillo labial se cortará y el problema se resolverá solo". No sé a uds, pero a mí no se me ocurre ninguna otra condición médica en la que el plan sea esperar a que ocurra un trauma espontáneo. "¿Oh, se rompió tu nariz? Espera a que se rompa de nuevo y puede que se enderece sola”. Aun si el trauma sucede (generalmente no sucede), el frenillo labial es siempre revisado de manera incompleta y causa problemas dentales persistentes, además de que típicamente se regenera.

·           "Si tu bebé puede sacar la lengua, no tiene frenillo corto". Esto es de lo que se dice con mayor frecuencia. Es una afirmación tan simple puede hacer que los padres la acepten inmediatamente. Pero he aquí el problema: ¡los bebés no sacan la lengua de su boca cuando toman la teta! Lo que también se ignora es que la lengua es capaz de hacer muchos movimientos diferentes. No sé quién decidió arbitrariamente que poder hacer exitosamente uno de estos movimientos implica que todos los demás movimientos son normales, pero esto simplemente no es así. El movimiento de la lengua más importante para los bebés es la elevación de la lengua dentro de la cavidad oral después de rodear el pecho. Y la única manera en que esto se puede evaluar es poniendo los dedos dentro de la boca del bebé y levantando la lengua. La mayoría de la gente no hace esto, por lo tanto no reconozco esta afirmación como válida.

He escuchado más afirmaciones interesantes, pero elegí estos mitos porque son los más comúnmente usados para convencer a las mamás de no hay nada que hacer. Edúquense antes de hablar con su médico, odontólogo o consultor de lactancia. Si resulta obvio que ustedes saben más que él o ella, pueden tratar de educarlos también.

[Nota del Autor: Esta entrada fue editada para eliminar partes que distraían del mensaje que estoy tratando de transmitir. Como esto me ha afectado en mi vida personal, a veces permito que mi pasión y entusiasmo se adelanten a mi deber de releer lo que he escrito.]

 

Original: http://www.drghaheri.com/blog/2014/2/9/the-myths-about-painful-breastfeeding

Traducido por:  Delfina Medeot, Ayelén Arrieta, Verónica Garea

Revisado por: Laura Nafissi, Julián Nafissi


Este material tiene fines informativos y no reemplaza la atención médica.

ILicencia Creative Commons

Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported
©GALM Bariloche. Permitida la reproducción sin modificaciones y citando la fuente.