¿Cómo prendo a mi bebé al pecho?

Un bebé bien colocado al pecho es la mejor manera de evitar grietas, lesiones y dolor en los pezones. Un bebé bien colocado al pecho no provoca dolor.

Muchas veces los problemas de colocación al pecho aparecen cuando queremos dirigir en exceso al bebé. La experiencia muestra que las posiciones de lactancia relajada, como la que propone el enfoque de "biological nurturing" propuesto por Suzanne Colson, permiten que el bebé se coloque al pecho sin que la mamá sienta ninguna molestia.

Algunos bebés, algunas posiciones, algunas circunstancias requieren un poco más de intervención por parte de la mamá. Para estos casos, es necesario tener algunos puntos en cuenta.

- El bebé toma el pecho, no el pezón. Un bebé bien colocado tiene todo el pezón y buena parte de la areola.
- La posición típica para amamantar, esa que vemos en todas los cuadros y fotos, puede no ser la más adecuada para lograr una buena colocación al pecho. La cabeza del bebé queda apoyada en el antebrazo o en la parte interna del codo de la mamá y frecuentemente no queda bien sostenida.
- Las posiciones de lactancia relajada, donde la mamá está reclinada cómodamente y el bebé apoyado sobre su torso, hacen que la fuerza de gravedad trabaje a favor del bebé y ayudan a que se coloque con mayor facilidad.

Ofreciendo el pecho
Hay mamás que se sienten frustradas cuando quieren ofrecerle el pecho al bebé y el bebé en lugar de abrir la boca haciendo la "A" que le dijeron en la clase de lactancia que el bebé tenía que hacer, pone la boquita formando una "U", lo cual resulta adorable pero es muy frustrante a la hora de poner al bebé al pecho. ¿Pero cómo lograr que el bebé abra la boca para que tome buena parte del pecho dentro de su boca y no sólo la punta del pezón?

Muchas mamás han observado que si estimulan los labios del bebé con el pecho y colocan el pezón sobre el surco vertical que se encuentra encima del labio superior (surco nasolabial o subnasal) el bebé flexiona la cabeza hacia atrás buscando el pezón y abre bien a boca. El bebé que se prende de esta manera tendrá buena parte del pecho dentro de su boca, ubicado de manera asimétrica: el mentón estará más cerca del pecho que la nariz. Ayudamos así a que el bebé adopte la postura asimétrica, que solemos sugerir a las mamás cuando el pezón ya está lesionado. Esto puede hacerse en cualquier posición que usemos para amamantar.

¿Cómo sé si mi bebé está bien colocado?

Un bebé bien colocado al pecho no causa dolor. Tiene la boca bien abierta, los labios hacia afuera, la lengua sobre la encía  inferior, las mejillas hinchadas, cuando mueve la mandíbula (con movimientos amplios) se observa acción en los músculos cercanos a la oreja. Por el contrario, cuando el bebé no está bien colocado, la boca no estará bien abierta ("boquita de pescado"), las mejillas se verán hundidas, los labios pueden estar hacia adentro, se observa actividad en los músculos de las mejillas y los labios (el bebé trata de mantener la succión en esa posición incómoda) y se pueden esuchar chasquidos y ruidos como de "click".

¿Cómo corrijo la posición del bebé?
Hay dos opiniones acerca de qué hacer si el bebé no está bien colocado. Algunos asesores de lactancia sugieren que la mamá retire al bebé rompiendo la succión de ser necesario (poniendo un dedo en la comisura de los labios) y vuelva a ofrecer el pecho. Otros, como el Dr Jack Newman, sugieren que la mamá acomode al bebé mientras lo mantiene prendido al pecho, hasta que encuentre una posición que no le cause dolor.

Los primeros días, antes de la bajada de la leche, cuando el bebé está tomando calostro y los pechos no están congestionados, es un buen momento para lograr una buena colocación del bebé al pecho. Buscar tranquilidad y aprovechar esos momentos para que tu bebé y vos aprendan mutuamente lo que el otro necesita para una lactancia feliz es una buena inversión de tu tiempo.

Este documento tiene fines informativos y no reemplaza la atención médica.
Preparado por: V. Garea IBCLC
Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
©GALM Bariloche. Permitida la reproducción sin modificaciones y citando la fuente.