¿Es necesario tener un sacaleche?

El sacaleche se ha convertido en el nuevo artículo de "primera necesidad" en la lista de lo que hay que tener cuando nace el bebé. Pero... ¿Todas las madres necesitan un sacaleche?

La respuesta es sencilla: NO. El sacaleche es útil y tiene su lugar en el universo materno. Pero no siempre es necesario, y muchas veces hasta puede no ser beneficioso.

¿Cuándo NO usar un sacaleche?
- Cuando la madre produce mucha leche.
- Cuando la madre regresa a trabajar y el bebé ya es mayor, come otras cosas, puede esperarla, necesita sólo una toma durante la ausencia de la madre.
- Cuando nos vamos a ir al cine o a cenar y estaremos fuera sólo un par de horas.

¿Cuándo usar un sacaleche?
- Cuando el recién nacido no puede estimular/establecer la lactancia por algún motivo (prematurez, problemas de salud que le impiden prenderse al pecho, fisura palatina, etc).
- Cuando el recién nacido está internado y la madre no puede quedar internada con él/ella (aunque es importante insistir y tratar de que la madre esté cerca del bebé y disponible para todas las tomas).
- Cuando la madre y el bebé se van a separar de manera regular y prolongada (por ejemplo, durante el tiempo de una jornada laboral de tiempo completo).

Los sacaleches son caros y no todos son buenos. Es importante elegirlo con cuidado. No ignoremos ni despreciemos la extracción manual. En la mayoría de los casos es suficiente.

Es importante aprender a usar correctamente el sacaleche. Mal usado puede povocar lesiones en los pechos.

Como todas las herramientas, un buen uso en el momento adecuado hace la diferencia. Un mal uso en el momento innecesario, también.


Este documento tiene fines informativos y no reemplaza la atención médica.
Preparado por: V. Garea IBCLC


Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
©GALM Bariloche. Permitida la reproducción sin modificaciones y citando la fuente.



Comments