¿Cuándo puede empezar a comer?

La Organización Mundial de la Salud recomienda seis meses de lactancia exclusiva, comenzando con alimentación complementaria adecuada y culturalmente viable alrededor de los seis meses, mientras la lactancia continúa por lo menos hasta los dos años.
Muchas familias llegan al día en que el bebé cumple seis meses, preparan la cámara de fotos, la sillita de comer, la comida… y se encuentran con la sorpresa de que el bebé no tiene interés en comer. Los seis meses de la recomendación son una guía, no una fecha de vencimiento. No es la edad la que nos dice si un bebé puede comer además de tomar la teta si no los signos de que el bebé tiene la madurez suficiente para empezar a experimentar con nuevas texturas y sabores.

Los signos
Un bebé está listo para probar la comida cuando ha perdido el reflejo de extrusión (el reflejo por el cual empuja hacia fuera lo que se coloca sobre su lengua), se sienta solo, toma objetos con su mano y los lleva a su boca, muestra interés por lo que comen a su alrededor. Cuando observamos todos estos signos en nuestro bebé sabemos que está listo para empezar a comer comida.

¿Qué le doy?
La alimentación complementaria es uno de los temas que se discute en el control pediátrico. Cada cultura tiene sus alimentos de iniciación, que varían considerablemente de un país a otro. La OMS sugiere que la elección de los alimentos complementarios tengan en cuenta los aspectos culturales. No es solamente que el bebé empiece a comer con un fin nutricional solamente, es también empezar a integrar al bebé a la mesa familiar. El aporte calórico de la alimentación complementaria es menor durante los primeros meses. Por otro lado, cuanto menos densidad calórica tiene un alimento, mayor cantidad del mismo deberá comer el bebé para recibir el mismo aporte energético. La siguiente tabla brinda una guía de cantidades y tipo de comida para cada edad1.


 Edad  Energía necesaria por día además de leche materna
 Textura  Frecuencia  Cantidad de alimento que consumirá un niño "promedio" por comida
 6-8 meses
 200 kcal/día
 Comenzar con papillas espesas o comida bien aplastada

Continuar con la comida de la familia aplastada
 2-3 comidas por día


Dependiendo del apetito del niño se puede agregar 1-2 meriendas.
 Comenzar con 2-3 cucharadas con comida y aumentar gradualmente hasta 1/2 taza de 250ml
 9-11 meses
300 kcal/día
 Alimentos finamente picados o aplastados

Alimentos que el niño pueda tomar con la mano
 3-4 comidas por día


Dependiendo del apetito del niño se puede agregar 1-2 meriendas.
 1/2 taza de 250ml
 12-23 meses
550 kcal/día
 Alimentos de la familia picados o aplastados (si es necesario)
 3-4 comidas por día


Dependiendo del apetito del niño se puede agregar 1-2 meriendas.
 3/4 taza de 250ml


Un buen alimento complementario es:
  •  rico en energía, proteína y micronutrientes (particularmente hierro, zinc, calcio, vitamina A y folato);
  •  no es picante ni salado;
  •  el niño puede comerlo con facilidad
  •  del gusto del niño
  •  disponible localmente y asequible

¿Cómo se lo doy?

La OMS recomienda practicar la “alimentación perceptiva”1. Los principios de la alimentación perceptiva incluyen:
•    Alimentar a los lactantes directamente y asistir a los niños mayores cuando comen por sí solos, respondiendo a sus signos de hambre y satisfacción
•    Alimentar despacio y pacientemente y animar a los niños a comer, pero sin forzarlos
•    Si los niños rechazan varios alimentos, experimentar con diversas combinaciones, sabores, texturas y métodos para animarlos a comer
•    Minimizar las distracciones durante las horas de comida si el niño pierde interés rápidamente
•    Recordar que los momentos de comer son periodos de aprendizaje y amor – hablar con los niños y mantener el contacto visual

Carlos González nos recuerda en su libro “Mi Niño no me Come” que los problemas de alimentación de los niños son en general problemas de expectativas irreales por parte de los adultos acerca de cuánto tienen que comer los niños. Los niños disfrutan de compartir la comida con su familia. El inicio de la alimentación complementaria es un hito en la maduración de nuestros bebés. Disfrutémoslo.

1 "La Alimentación del Lactante y del Niño Pequeño", OMS/OPS, Washington, DC, 2010.


Este documento tiene fines informativos y no reemplaza la atención médica.
Preparado por: V. Garea IBCLC

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
©GALM Bariloche. Permitida la reproducción sin modificaciones y citando la fuente.