Receta para Armar un Relactador

Un relactador es un dispositivo que permite que el bebé tome complemento al mismo tiempo que estimula el pecho. Tiene la ventaja de evitar que se introduzca una forma alternativa de alimentación que pueda causar confusión en el bebé e interferir con el establecimiento de la lactancia.

Se usa cuando el bebé puede y quiere succionar el pecho y necesita complemento por problemas en la transferencia de leche. También se usa para inducir la lactancia en las madres adoptivas.

Ingredientes:
  • Sonda nasogástrica K-35 para prematuro o equivalente (aproximadamente 50cm de largo y 2mm de diámetro)
  • Mamadera pequeña (más cómodo) u otro recipiente que la mamá pueda manejar mientras amamanta
  • Tijera
  • Cinta adhesiva
  • Complemento para el bebé (leche extraída de su madre - preferido - o fórmula, de acuerdo a indicación)
Procedimiento (con mamadera/biberón):

1. Retirar la tapa de uno de los extremos de la sonda nasogástrica. Éste será el extremo que se coloque en la boca del bebé.
2. Cortar el bulbo que se encuentra en el otro extremo.
3. Agrandar con dos cortes en cruz el agujero de la tetina (chupo) de la mamadera.
4. Pasar la sonda por el agujero agrandado de la tetina.
5. Verter el complemento dentro de la mamadera.
6. Colocar la tetina al revés de la posición normal dentro de la mamadera, es decir, con la punta por la que sale la leche hacia adentro de la mamadera. Sujetar con el aro a rosca que viene con la mamadera. La sonda deberá quedar en contacto con la parte inferior de la mamadera, cuidando que no quede apoyada de manera que se obstruya la abertura.

Cómo usarlo:

1. Colocar la sonda junto al pezón dentro de la boca del bebé. Algunos bebés aceptan que se les ofrezca el pecho y la sonda al mismo tiempo, otros prefieren prenderse al pecho y después recibir la sonda que se introduce deslizándola suavemente dentro de la boca del bebé en la comisura de los labios.
2. La altura de la mamadera se regulará en función de la velocidad con la que baje el complemento y la succión del bebé. a mayor altura, mayor facilidad para salir la leche. Así, si la cantidad de leche que está produciendo el pecho es escasa o nula (como en el caso de una mamá que está induciendo la lactancia desde cero) se colocará más arriba mientras que se irá bajando a medida que el pecho aumente su producción.
3. Algunas mamás sujetan la sonda al pecho con una cinta adhesiva médica de las de tipo hipoalergénico que pueden quitarse con facilidad.
4. Enjuagar la sonda inmediatamente después del uso con agua caliente. Puede sumergirse en agua jabonosa y luego enjuagar muy bien. Para secarlo puede hacerse girar como un lazo para que la fuerza centrífuga haga salir el agua del conducto. Si se observa que la sonda retiene suciedad, reemplazarla.

Alternativas:
  • Algunas mamás usan directamente una taza con el complemento y la apoyan en una mesa, brazo de sillón, etc.
  • Hay mamás que se colocan la mamadera sujetándola con el corpiño, entre los dos pechos. Otras mamás se construyen un sistema de sujeción con un elástico y velcro o broches de corpiño/sotén o se cuelgan la mamadera del cuello con una cuerda, imitando los relactadores comerciales.

Este documento tiene fines informativos y no reemplaza la atención médica.
Preparado por: V. Garea IBCLC


Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
©GALM Bariloche. Permitida la reproducción sin modificaciones y citando la fuente.