Dando la mamadera a un bebé amamantado

Adaptado del artículo de Dee Kassing “Bottle-Feeding as a Tool to Reinforce Breastfeeding”, J Hum Lact. 18(1):56-60

Imagen © J Hum Lact / Dee Kassing

Use un biberón similar al mostrado en la Figura 1. La base de la tetina tiene un tamaño como para que el bebé pueda poner toda la tetina dentro de su boca. Esto obliga al bebé a mantener su mandíbula abierta cuando forma el sello alrededor de la tetina, de manera similar a como pone la boca cuando toma el pecho. La punta de la tetina se ubica mucho más atrás cuando se coloca toda la tetina dentro de la boca que cuando se le permite tomar leche de la punta. Así el bebé recuerda que algo debe estar en el fondo de su boca mientras come. Un bebé que está tomando el pecho correctamente estirará el pezón de su mamá hasta la unión del paladar duro y el blando.


Use una tetina redonda, de las comunes, y no una “anatómica”. Estudios hechos con ultrasonido muestran que la succión que se produce con este tipo de tetina es más parecida a la succión al pecho. No utilice sistemas con bolsas descartables. Las tetinas de estos sistemas tienen una base muy ancha y el bebé no puede tomarlas adecuadamente dentro de su boca.

Use una tetina de caudal lento. Las tetinas comunes hacen que la leche salga con demasiada facilidad aún cuando la mamadera se coloca en posición horizontal. Una tetina de caudal lento requiere que el bebé haga un esfuerzo similar al que hace cuando toma el pecho para lograr que la leche fluya de la mamadera. Idealmente una toma debe durar unos 20 minutos. Si un bebé termina una toma completa de mamadera en 5 a 10 minutos (no una suplementación después de tomar el pecho) significa que el caudal es muy rápido. Si tarda sistemáticamente 30-45 minutos (excepto durante las primeras tomas, cuando está aprendiendo la técnica) el caudal es muy lento.


Trate de usar una tetina blanda. Las tetinas de silicona suelen ser más blandas que las de látex


Imagen © J Hum Lact / Dee Kassing
Coloque al bebé de manera que esté en posición vertical, sosteniendo el cuello y la cabeza del bebé con una mano y la mamadera en posición horizontal (Figura 2). Esta posición elimina la gravedad de la ecuación. Sin gravedad que ponga leche en la boca del bebé, el bebé tendrá que hacer un esfuerzo para comer. En general se sugiere no sostener al bebé con el brazo ya que en esta posición los bebés tienden a reclinarse hacia atrás.


Frote suavemente la tetina sobre la línea media de los labios del bebé. Esto ayudará a que el bebé abra bien la boca, como un bostezo. Entonces introduzca toda la tetina en la boca del bebé. Como no se puede empujar el pezón de la mamá dentro de la boca si el bebé no la abre bien, es importante hacer el esfuerzo para que abra bien la boca y hacer que la toma de la mamadera sea lo más parecida posible a la toma al pecho. Una vez que toda la tetina está dentro de la boca, incline la mamadera lo suficiente como para que no haya aire en la tetina. Hacia el final de la toma, cuando hay que inclinar mucho la mamadera para evitar el aire, tenga cuidado de no flexionar el cuello del bebé excesivamente hacia atrás. En cambio, recline todo su cuerpo 45 grados hacia atrás.


Este documento tiene fines informativos y no reemplaza la atención médica.
Preparado por: V. Garea IBCLC


Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
©GALM Bariloche. Permitida la reproducción sin modificaciones y citando la fuente, excepto material propiedad de terceros.