Mi leche no lo alimenta

El aumento de peso del bebé es una de las principales preocupaciones de las familias. Es habitual que se viva el control de peso casi como un examen de madre, y que se genere angustia cuando el aumento es declarado no satisfactorio.

Todas las madres producen leche nutritiva, la excepción son las madres con desnutrición severa. Todos los bebés pueden aumentar de peso si son amamantados a libre demanda, sin restricciones.

Los gráficos de crecimiento
Cuando llevamos al bebé al control de peso, el resultado se compara con los valores del gráfico de peso vs edad para niños o niñas. Estos gráficos presentan las “curvas” de crecimiento:

 


Hasta que la Organización Mundial de la Salud publicara sus curvas basadas en el crecimiento de bebés amamantados en el año 2006, los gráficos de crecimiento estaban construidos con datos de peso de bebés alimentados con fórmula. Ahora sabemos que los bebés alimentados con fórmula y los bebés amamantados crecen con ritmo diferente, y que lo que durante años se consideró “aumento lento de peso” es en realidad normal para los bebés amamantados.

Las curvas no son resultados de examen
No existe un nivel de “aprobado en peso”. Las curvas muestran la distribución estadística de peso de los bebés de una cierta edad. Así, si una nena de 2 meses pesa 5,800kg y está en el percentil 85, no está mejor que una nena de 2 meses que pesa 4,500kg y está en el percentil 15. Simplemente estos datos nos dicen que la niña del percentil 85 pesa más que el 85% de los bebés de su edad y menos que el 15%, mientras que a otra bebé efectivamente pesa menos, pero no está peor ni mejor que la más pesada. El peso es uno de los elementos que permiten evaluar el desarrollo de los bebés. Un aumento demasiado lento o ausente hace pensar en problemas en la alimentación o en algún problema de salud que debe ser investigado. Pero de ninguna manera un bajo percentil es indicación de problemas.

Las curvas de la OMS
En el año 2006 la Organización Mundial de la Salud publicó nuevos patrones de crecimiento basados en datos de bebés amamantados. Estos patrones son diferentes de los que venían siendo usados. Se puede encontrar información sobre los patrones y su uso en el sitio de la OMS.



Este documento tiene fines informativos y no reemplaza la atención médica.
Preparado por: V. Garea IBCLC

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
©GALM Bariloche. Permitida la reproducción sin modificaciones y citando la fuente.